CÓMO DECORAR UNA HABITACIÓN DE BEBÉ

Sin duda una de las experiencias más hermosas que podemos vivir es la decoración de la habitación de nuestro bebé. Hoy traemos para ti algunos consejos de cómo hacerlo.

 

Cuando esperamos un bebé, todo lo relacionado con la espera parece ilusionarnos al mismo tiempo que nos pone nerviosos. La decoración de la habitación de tu bebé es una de las experiencias más lindas que tendrás antes de verlo. Es conveniente que arregles y tengas listo su cuarto antes de su llegada; después no habrá mucho tiempo para hacerlo. Hoy te ayudaremos con algunos consejos acerca de colores, piezas necesarias y algunas prescindibles para facilitarte el trabajo.

1.      ELIGE LOS COLORES PRINCIPALES

El color es un factor fundamental para que el cuarto de tu bebé sea tan acogedor como lo has soñado. No es recomendable que elijas colores estridentes, pues pueden incidir negativamente en el ánimo de tu bebé. Busca decoraciones y pinturas en colores neutros, pues tu bebé necesitará un dormitorio donde pueda relajarse. Deja los colores estridentes para el cuarto de juegos o el área del jardín donde necesitará la energía de éstos.

Los tonos cremas y pasteles son colores muy apacibles que crean una atmósfera de paz y tranquilidad.

2.      CREA UNA ATMÓSFERA DE CALIDEZ

El espacio debe incluir una cuna, un lugar cómodo para la mamá donde pueda arrullar al bebé y una zona de cambio. Bastará con una mesa pequeña con luz suave y buena iluminación natural para complementar el dormitorio. Lo recomendable es que elijas la habitación más silenciosa de la casa para el bebé, pues necesitará la tranquilidad.

Es altamente recomendable que busques las ventanas adecuadas para su cuarto, pues necesitará la temperatura y silencio adecuados. Para esto, te recomendamos las ventanas de PVC que por su cerramiento hermético brindan un aislamiento acústico y térmico inigualable. Tu bebé podrá dormir y relajarse en un ambiente ideal para él de silencio y paz.

3. GANA ESPACIO

Si el espacio que destinaste para tu bebé es muy pequeño, ayúdate de los colores claros para ampliarla. Esto hará que esté más iluminada y parezca mucho más grande de lo que en realidad es. Prescindir de algunas piezas y muebles puede ser una clave importante para ganar espacio en el dormitorio.

Existen piezas esenciales para el dormitorio como la cuna, el armario y el cambiador, pero hay otras que son prescindibles. Una mesa de juegos, la tina de baño y un armario de juguetes son completamente innecesarios en sus primeros meses. Dejarlos dentro de la habitación podría quitarte tiempo, espacio y tranquilidad, pues terminarán estorbando tu camino.

Otro truco para ganar espacio en un dormitorio pequeño es elegir una cuna con mueble integrado. De esta manera te asegurarás de que, a medida que tu bebé vaya creciendo, tendrá los muebles que necesite. Para cuando tu bebé requiera de una cama individual, necesitará también un mueble un poco más grande. Así, cuando haya que deshacerse de la cuna y los muebles de bebé, saldrán de una sola vez. Además, ahorrarás espacio colocando “el mueble” y la cuna en un mismo lugar sin necesidad de despegarlos.

Hoy en día existe una gran variedad de diseños de cuna e incluso algunas de ellas se convierten en camas individuales. Dependerá de ti la elección de la cuna que creas mejor calculando el espacio y utilidad que le darás.

Evita llenar el espacio con peluches o juguetes que puedan acumular el polvo, pues esto puede ser dañino. Recuerda que en el diseño de cualquier tipo de dormitorio la regla es “menos es más”.

Disfruta de esta hermosa etapa y emociónate decorando el dormitorio de tu bebé con todas las cosas que te gustan. Añade toques de color y prepara todo para recibir a esa pequeña persona que cambiará tu vida por completo.

Te puede interesar: CÓMO BAJAR LA TEMERATURA EN CASA

Related Posts

Leave a comment