¿Cuál es el verdadero impacto ambiental del PVC?

El PVC no es tan malo como muchos lo pintan. De hecho, en este artículo te explicamos cuál es el verdadero impacto ambiental del PVC.

impacto ambiental del PVC

El PVC comenzó a posicionarse en el mercado como un material de construcción muy versátil. A tal punto que tiene tantos usos que seguramente no te imaginas. Así, las críticas no se hicieron esperar. Se decía que por ser un material proveniente del petróleo era nocivo. Del mismo modo, mucho se habló sobre los gases tóxicos que despedían al reciclar. Sin embargo, hay que considerar la evolución de las nuevas tecnologías de producción. Más adelante te lo explicaremos con detalle

Los mitos del impacto ambiental del PVC

Como ya hemos dicho, uno de los más grandes mitos del impacto ambiental del PVC radica en satanizarlo. Mucho se habla de todos los tóxicos que desprende cuando en realidad puede ser una gran alternativa para el medio ambiente.

Este argumento de la toxicidad del PVC puede quedar un tanto obsoleto. Después de todo, se han desarrollado alternativas de producción. Hay que aclarar que el PVC es en realidad un polvo, a partir del cual se pueden fabricar infinidad de productos. Para brindar dureza o flexibilidad al material final, se le agregan aditivos. Estos aditivos son lo que podían ser nocivos para la salud.

No obstante, para el 2010 ya se hablaba de la implementación de nuevos aditivos que anulaban la “toxicidad” del PVC. Se argumenta también que es poco viable reciclarlo. Sin embargo, ya se habla de la implementación del PVC para una futura economía circular. En el apartado “reciclaje” hablamos más sobre este tema. Por lo pronto, cabe analizar cuál es su fabricación y por qué la polémica del impacto ambiental del PVC.

Fabricación

Mucho se critica al PVC por no ser un material de origen espontáneo y natural. Se habla de su impacto al medio ambiente de manera negativa sólo por su método de fabricación. Si bien, la fabricación del PVC se obtiene desde el petróleo, también se debe considerar el resto de sus componentes. Ya lo mencionábamos en nuestro artículo: ¿Cómo se lleva a cabo la fabricación de una puerta de PVC?. El PVC se vale de una composición muy simple que reduce su impacto ambiental:

  • Cloruro de sodio (sal de mesa).
  • Petróleo. Este componente nos dará etileno.
  • Etileno y cloro. Composición del etileno diclorado.
  • Etileno diclorado. Generará cloruro de vinilo y, combinado con otros procesos, genera policloruro de vinilo, mejor conocido como PVC.

De estos componentes se genera un polvo blanco base, que será modificado según para lo que se empleará. Si se busca obtener bolsas quirúrgicas no se le agregará el mismo aditivo que para una puerta.

Reciclaje

Este es un impacto ambiental muy positivo del PVC. Es decir, el hecho de que este material pueda reciclarse. Se ha hablado de sus ventajas para lograr una economía circular. Es decir, una economía en la que ya no se requiera acudir nuevamente al origen de la materia prima. Sino reutilizar los materiales que ya existen de productos que no funcionan en su presentación original. Sin duda, ésta es una de las medidas más ecológicas en cuanto a nivel de producción. Se habla de dos tipos de reciclaje, ambos igual de efectivos.

Mecanica

En este modo de reciclaje, el PVC se vuelve en trozos pequeños para fundirlo y convertirlo en otro producto.

Materia prima

Una de las grandes ventajas para el impacto ambiental del PVC es que también se puede reconvertir en materia prima. En aquel polvito blanco que, sumando aditivos, tomará la forma ideal; como una puerta o una ventana.

Así, el impacto ambiental del PVC es más positivo que negativo. Cuenta con Euroventyc a la hora de cambiar los materiales convencionales de tus puertas y ventanas por PVC. Contáctanos.

Leave a comment