Si estás construyendo o remodelando tu casa, seguramente te has preguntado cuál será el material ideal para hacer que tus puertas y ventanas sean duraderas y se vean hermosas. Hoy te traemos una comparación entre el PVC y la madera para que puedas tomar una decisión informada.

pvc vs madera

Anteriormente, las ventanas de madera eran bastante comunes, especialmente por su apariencia cálida, pero se ignoraba su falta de eficiencia. La fabricación de ventanas de madera provoca una gran tala de árboles e impacta en el medio ambiente. Además, los tratamientos necesarios para proteger la madera de la acción ambiental hacen que su precio sea elevado. La falta de durabilidad y exceso de mantenimiento provocaron la búsqueda de materiales que brindaran mayores beneficios. En un inicio se buscó remediar los problemas con ventanas de aluminio que, por un momento, parecieron la solución. Ahora podemos apreciar los grandes beneficios que el PVC brinda a diferencia de los dos materiales anteriores.

UNA ALTERNATIVA INTELIGENTE

El PVC posee propiedades aislantes y de hermeticidad que no son posibles en ventanas fabricadas con otros materiales. Debido a sus materiales de cerramiento, el PVC brinda una alternativa ecológica que contribuye a la reducción de la factura energética.

A diferencia de la madera, el PVC no se ve afectado por el clima o la contaminación ambiental. Estos agentes externos son inofensivos para este material, por lo que no existe decoloración ni afectación estructural.

VERSATILIDAD EN DISEÑO Y ESTRUCTURA

Gracias a la versatilidad del PVC, las nuevas técnicas de color permiten personalizar las ventanas para adaptarla a cualquier estilo. Se pueden elegir perfiles en tonalidades de color madera que aportan realismo y fidelidad sin perder su eficiencia. Así, se mantiene la calidez estética de la madera y se aprovechan las grandes ventajas que ofrece el PVC.

A diferencia de la madera, la cual tiene un límite de espesor y resistencia, el PVC permite cámaras internas. Este sistema logra controlar de forma eficiente las filtraciones de aire y agua a través de la ventana. Las cámaras interiores dividen el espacio de modo que las temperaturas extremas de frío o calor no esté en contacto con el interior. Este factor, además de mantener siempre la temperatura al interior del hogar agradable, reduce el gasto energético causado por reguladores de temperatura.

La hermeticidad, aislamiento térmico y acústico, la limpieza de su diseño y durabilidad hacen del PVC la mejor alternativa. Su composición procede en un 57% de un recurso prácticamente inagotable: la sal de uso común.  Además de que es 100% reciclable, tiene un bajo impacto medioambiental y es inmune a la contaminación.

Todo lo fabricado con PVC es fácilmente lavable y no requiere de ningún tratamiento especial para mantener su apariencia. Por otra parte, la madera requiere constantes cuidados y costosos tratamientos que no son 100% efectivos.

Como puedes apreciar, a pesar de que el costo del PVC parezca más alto a simple vista, no lo es. Tras comparar la madera y el PVC te habrás dado cuenta de que las ventajas del PVC son mucho más grandes. Tanto en ahorro como en hermeticidad y estética, el PVC ha probado ser la mejor opción para tu hogar. No lo pienses más y elige la alternativa más ecológica y funcional que te brindará mayores beneficios.

Te puede interesar: CÓMO ELEGIR UNA VENTANA DE PVC

Related Posts